×

Rastrillajes con un detector de metales, cuando crece el temor por la peor de las sospechas

- 06:02 Policiales

La desaparición de Malena Cisneros y el hallazgo de un cráneo en Colonia San Juan, departamento Figueroa, siguen siendo un misterio para la Policía y la Justicia, pero cada vez crece más la sensación de que la peor de las sospechas se harán realidad.

Si bien el fiscal del caso, Dr. Ángel Belluomini, se maneja con extrema prudencia e insiste en que aún les da el tratamiento como dos investigaciones paralelas, las presunciones de los investigadores de que el cráneo encontrado hace ocho días, es el de la joven de 19 años desaparecida desde el 24 de junio último.

Por ahora, son todas sospechas. La confirmación, o no, se conocerá con el resultados de las pericias practicadas al material genético extraído del cráneo y otros restos óseos hallados en un radio cercano a la pista cuadrera donde se encontró la calavera.

De forma paralela, ayer la Policía y el fiscal continuaron trabajando en la localidad de Colonia San Juan efectuando exhaustivos rastrillajes, esta vez con la utilización de un detector de metales, en busca de alguna otra pista que ayude a desentrañar lo sucedido.

Las fuentes deslizaron que se hallaron más huesos, pero por tratarse de una zona montuosa y de campo, hay que determinar primero si son humanos y luego el tiempo que llevaban el lugar, para finalmente, de ser necesario, cotejarlos con el ADN de Malena.


Más noticias de hoy