×

Alberto Fernández: “Argentina no tiene ninguna posibilidad de caer en default si soy presidente”

- 09:13 Política

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, afirmó que la Argentina “no tiene ninguna posibilidad de caer en default” si gana las elecciones de octubre próximo y agregó que “nadie puede plantear seriamente una quita”.

Fernández habló en el seminario “Democracia y Desarrollo” que se realizó en el museo Malba organizado por el Grupo Clarín, que abrió el ex presidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso y que cerró el presidente Mauricio Macri (Pág. 3).

Entrevistado por tres periodistas del diario Clarín, Fernández dejó en claro que “nadie se puede plantear la idea de una quita” ya que “es una deuda contraída por un gobierno democrático” y recordó que “nosotros en 2003 todavía estábamos discutiendo la deuda contraída por la dictadura y no tiene nada ver con lo que discutimos acá”.

En ese marco, pidió “sacar del escenario la idea de que venimos a incumplir obligaciones asumidas” y planteó que “hay que buscar el modo de cumplir las obligaciones, hay que sentarse a negociar, no me gusta ser hipócrita; el que llegue lo va a tener que hacer porque esa es la realidad”.

En tanto, reconoció que “es muy difícil bajar la inflación” y dijo que si gana los comicios “partimos de un escenario muy complicado” en ese sentido, pero aclaró que “lo último que haría sería copiar alguna de las medidas de Guillermo Moreno, que le hizo un enorme daño a la economía argentina”.

Recordó que fue “muy crítico del cepo y sigo siéndolo. No fue una buena solución, pero peor solución fue contraer deuda. El cepo es una piedra en una puerta giratoria, donde nadie sale, pero nadie entra. Eso nos pasó. Las dos formas (cepo y toma de deuda) no son buenos mecanismos para resolver los problemas, y tenemos que agudizar el pensamiento para solucionarlos”.

Además, señalo que “el gobierno actual derogó una norma que habíamos impuesto con (Roberto) Lavagna de ministro y Néstor (Kirchner) de presidente, que decía que para evitar el juego de los capitales golondrinas y las especulaciones, cada 100 dólares que entraban, 30 quedaban en un banco, 70 en bonos y acciones, y nadie podría irse en un año. (Nicolás) Dujovne lo derogó y ahí vino la peor parte de la salida de divisas. Eso sirvió mucho, puede volver a ayudarnos eso o algo parecido”.

Sin embargo, recalcó: “No creo que la solución sea el control de capitales, ni estoy pensando en un tipo de cambio diferente, pero es cierto que hay que agudizar el ingenio y en eso estamos trabajando”.

“¿Cómo voy a estar en contra de que la Argentina se abra al mundo? La pregunta es ¿cómo entramos al mundo? Puede entrar con las manos en la nuca o dignamente. Yo hablo de esto cuando se habla de la Unión Europea, que no es un acuerdo, son puntos a analizar. Analicemos los puntos”, dijo del acuerdo con Mercosur-UE.

Inflación

“Es muy difícil de bajar (la inflación) pero es parte del desafío que tenemos. Si yo logro al cuarto año de mandato terminar con una inflación de un dígito sería el tipo más feliz del mundo, pero partimos de un muy mal escenario”, indicó.

Ante otra consulta, Fernández dijo que en un eventual gobierno “no vamos a manipular el Indec, es el termómetro de la economía, no hay que enojarse con el termómetro. Eso fue un error, hay que ver la enfermedad. Una de las cosas buenas que se hicieron en este último tiempo es que tenemos un Indec que funciona con independencia’.

Grieta

Al hablar de la grieta, el candidato afirmó que “debería avergonzarnos” situaciones como “poner figuras de los periodistas para que los escupan”, así como agresiones que recibieron Agustín Rossi y Axel Kicillof en el pasado, y sostuvo que “eso no puede volver a pasar entre nosotros; pasó de un lado y del otro, confrontando con esa lógica: tomaremos la decisión de terminar con eso”.

En tanto, llamó a “sepultar un momento de confrontación que se ha extendido por muchos años y caminar hacia una nueva etapa” y pidió “quitarle dramatismo a este momento que implica el fin de un gobierno y el comienzo del otro”.

“Hay que terminar con esta idea de que las transiciones son difíciles y complejas, son parte de la democracia y hay que tomarlas con calma, cada uno asumiendo el rol que le toca”, manifestó el ex jefe de Gabinete.


Más noticias de hoy