×

Fin del ciclo escolar: cómo enfrentar el cambio de rutina de los chicos en las vacaciones

Los especialistas sostienen que el 80% del tiempo de las vacaciones de los niños, debe ser empleado en actividades totalmente distintas a las que venían realizando en la escuela.

- 01:41 Santiago

Oficialmente mañana se inician las vacaciones de los niños, y a partir de ahora tendrán casi tres meses para disfrutar de un merecido descanso después del ciclo escolar. Algunos, junto con su familia, ya planean viajes y actividades para aprovechar el tiempo libre. Sin embargo, hay otros que esperan a que sus padres culminen sus obligaciones anuales para comenzar a diagramar las vacaciones.

En todos los casos, es importante saber administrar el tiempo de los niños y generar alternativas que sumen a su desarrollo.

También es cierto que en esta época del inicio del receso escolar, muchos padres se encuentran con el interrogante de cómo cuidar a sus hijos para que las vacaciones que deberían ser de relax y esparcimiento, no se conviertan en una carga o una preocupación.

Especialistas advierten que el corte abrupto de la dinámica que desarrollan a diario los niños con intensa actividad escolar, puede representar inconvenientes para su salud física y mental, si se pasa de muchas horas de actividad académica a la inactividad total durante el período de receso escolar.

En diálogo con EL LIBERAL, la psicopedagoga, Ana Gálvez, se refirió al rol que deben desempeñar los tutores para mantener activos a los pequeños.

“Las vacaciones son el momento del descanso, pero como todo corte, tiene sus términos a los cuales hay que adaptarse. Desde el punto de vista del conocimiento hay un descanso, pero desde el punto de vista de la sociabilización, para muchos de ellos va a representar un aislamiento, significará volver al ámbito de la casa y quedarse en él”.

Más adelante remarcó que “es nocivo no contar con los padres justamente cuando ellos tienen la posibilidad de compartir; así que éstos deben tratar de fabricarse ‘artesanalmente’ el tiempo para estar de alguna forma con los hijos”.

“No hablo de grandes cantidades de tiempo; hablo de una porción, en donde nos encontremos en la mirada, en una sonrisa y donde nos encontremos en la motivación de hacer algo en común, correr, caminar, saltar, practicar cualquier deporte, pasear por una plaza, una compra en el supermercado, compartir lo mínimo”, aseveró.

La importancia de evitar el sedentarismo

Para que los niños y adolescentes no tomen un estado sedentario durante el receso escolar, la psicopedagoga, Ana Roxana Gálvez señaló: “Las vacaciones son fructíferas desde el momento que representan una variación de actividades, esta es importante para poder aprovechar esa actividad nueva que ingresa”.

“Las vacaciones son esto, vacaciones, necesidad de descanso, hacer otra actividad distinta a la que venimos haciendo’, dijo y explicó que en realidad lo que los niños y cualquier persona quieren es realizar algo totalmente distinto a lo que venían haciendo.

Por último, la especialista remarcó: “El 80 por ciento del tiempo de las vacaciones de los niños, debe ser empleado en actividades totalmente distintas a las que venían realizando en la escuela”.

Que la falta de dinero no se convierta en una excusa

La Lic. Ana Gálvez también hizo hincapié en la innecesaria búsqueda de excusas para no generar momentos de esparcimiento con los chicos.

“Que no sea el dinero una excusa para no estar junto a los niños, porque no es válida. Se puede ir a jugar a cualquier lado, sin ser necesario sentarse en la mejor confitería a gastar mucho dinero”.

Y recomendó: “Lo mejor es generar una agenda de actividades motivantes para los niños en donde utilicen la imaginación, se diviertan y descansen del horario escolar. Actividades como pintar, hacer canciones, crear una banda de rock con utensilios de cocina o inventar cuentos son buenas alternativas. En el caso de que los dos padres trabajen pueden dejarles los materiales en la mañana para que realicen la actividad cuando ellos deseen en el día”. l


Más noticias de hoy